Alinear la gamificación con el negocio

gamificación

Alinear la gamificación con el negocio

El mundo laboral ha cambiado mucho en los últimos años. Se acabaron los ordenadores de gran tamaño, los informes en papel y los espacios de trabajo clásicos. Ahora priman las oficinas de planta abierta y las nuevas tecnologías. Es decir, en el mundo de los negocios todo es cambio constante. ¿Cómo respondemos, nos adaptamos y nos adelantamos a estos cambios para tener éxito en el presente y en el futuro? Esta no debe ser la única cuestión, si damos un paso más allá nos encontramos con esta otra ¿cómo podemos alinear la gamificación con los objetivos de negocio? Muy sencillo, siguiendo estas tres premisas.

Son muchas ya las empresas que han recurrido a la gamificación para obtener la respuesta a preguntas de este tipo. Se están utilizando mecanismos de juego como insignias, niveles y tablas de clasificación para involucrar a los empleados, aumentar la productividad e impulsar el éxito empresarial. ¡Ahora tú también puedes hacerlo! Descubre en este post la definición del concepto «gamificación» y los elementos más comunes, además de las 3 premisas para alinearla con los objetivos de negocio.

 

¿Qué es la gamificación?

Empecemos por el principio. La gamificación no es otra cosa que el proceso de aprendizaje que utiliza una mecánica de juegos para mejorar los resultados en el ámbito educativo-profesional. Según la empresa, los objetivos pueden ser aprender nuevos conceptos, mejorar habilidades, premiar acciones concretas que se busca fomentar…

Las dinámicas de juego que se incluyen en la gamificación pretenden que los usuarios se impliquen y sean motivados para conseguir sus objetivos de una forma distinta. A través de una experiencia que impulse a los empleados a cambiar sus hábitos, mejorar, aprender, practicar… Se puede potenciar la competitividad, el compañerismo, el trabajo en equipo, el esfuerzo, la fidelización, etcétera.

Se puede utilizar un sistema de puntos, crear rankings con la puntuación o logros de los empleados, niveles para ir avanzando según los objetivos cumplidos o implementar progresiones en las cuales se debe cumplir el 100% de cada actividad marcada.

En cuanto a los elementos más comunes, podemos mencionar los desbloqueos. Estos consisten en pasar a desbloquear un apartado tras haber superado el anterior, fase por fase. También suelen utilizarse avatares, es decir, representaciones gráficas que se asignan a cada participante. El uso de insignias como distintivos por la consecución de objetivos determinados también funciona muy bien en la gamificación.

 

La gamificación dentro de los objetivos de negocio

Retener el talento, conocer los sentimientos de los trabajadores así como ubicarlos en el centro de la compañía. Evaluar el éxito de cada equipo, crear una comunidad de trabajo unida que se convierta en embajadora de la marca. Son algunas de las funciones de integrar la gamificación con los objetivos de negocio, pero aún hay más. Las vemos a continuación.

 

1. Empleados que transmiten conocimiento a otros empleados

Los empleados que están a punto de jubilarse pueden dejar sus conocimientos dentro de la empresa si le enseñan todo lo que saben a sus compañeros. Propicia el tiempo y el espacio necesarios dentro de la empresa para valorar la experiencia y la trayectoria profesional y al mismo tiempo dar la oportunidad para que unos empleados capaciten a otros y puedan ocupar así futuros roles de liderazgo.

Una gran opción para hacer realidad esta premisa son los grupos de discusión. Cada grupo de discusión puede centrarse en un tema determinado en el que los expertos en la materia contesten las preguntas de sus iguales. Así el conocimiento y know-how de la empresa permanecen en ella y no se pierde valor con la jubilación o la marcha de trabajadores muy capacitados con mucho que aportar.

 

2. Obtener las habilidades necesarias en cada equipo

El mundo de los negocios de hoy enfrenta un problema constante: una de cada cuatro personas afirma no tener las habilidades necesarias para hacer su trabajo actual. Sin dichos conocimientos, el equipo no podrá alcanzar los objetivos marcados. Entonces, ¿cómo se puede cerrar lo que ya se conoce como la brecha de habilidades? Una vez más, la gamificación o ludificación tiene la respuesta.

Puede entenderse como un juego de niveles. Dentro de cada uno se agrupa el contenido de la capacitación en categorías, el siguiente paso es asignar a cada empleado el nivel adecuado. De esta manera, todos están orientados hacia las habilidades que necesitan mejorar. A su vez, se asignará a empleados según su equipo, conocimientos y duración del proyecto. El juego de los niveles ayuda a los trabajadores a concentrarse en la capacitación y en lo que significa para ellos, en lugar de centrarse solo en la teoría y los manuales de siempre.

 

3. Reforzar la marca de la empresa

Si hablamos de la misión y el conjunto de valores de la empresa, hay que decir que también han de estar pensados para unir a los equipos y generar un comportamiento positivo. Sin embargo, muchos trabajadores dicen no saber lo que realmente representa su empresa. Si los empleados «conocen y entienden» los valores de la compañía, se sentirán más comprometidos con ella. Entonces, ¿cómo se puede asegurar que los equipos se identifiquen con la marca y la filosofía de la empresa?

Aumentar la conciencia de marca de los empleados, es decir, posicionarse también en la mente de los empleados y no solo en la del consumidor final, conseguirá que los trabajadores tengan mayor sentimiento de pertenencia y, por lo tanto, sean fieles a la compañía y estén mucho más motivados. La solución pasa por involucrar a todos los miembros de la empresa en cada decisión o pequeño cambio que se haga para que la vean como algo suyo y no tan solo como un lugar de trabajo. Utilizar la gamificación como una herramienta más será de gran ayuda.

 

Despedida

Existen multitud de plataformas de gamificación y plataformas creadas ad-hoc para cada marca según sus necesidades y los objetivos que se hayan definido. Ahora, tras leer toda esta información, tienes en tu mano las pautas para alinear de forma correcta la gamificación con los objetivos de negocio y obtener así resultados excelentes. ¿Empezamos? Pon en marcha tu estrategia de gamificación con nosotros y te guiaremos y asesoraremos a lo largo del proceso. Si rellenar el formulario te da pereza y quieres pasar a la acción ya mismito… ¡Llámanos! Estamos esperando tu llamada en el (+34) 911 412 789.

 

💌 Si de momento no quieres poner en marcha la gamificación en tu empresa, pero te ha gustado este contenido… ¡Puedes darte de alta y recibir nuestra newsletter mensual con más contenidos similares! Sólo la recibirás una vez al mes y te prometemos no acosarte con publicidad. ¡No somos de esos! 👍

 

Para cualquier duda, puedes dejarnos un comentario, tanto aquí en el blog como en redes sociales, estaremos atentos para leerte y responderte. 👀

¡Comparte este post en tus redes favoritas!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Posts relacionados

La digitalización en las empresas marketing digital

La digitalización en las empresas

La digitalización en las empresas es más importante cada día. Según el informe “La sociedad postpandemia: La tecnología como vector de cambio” creado por The

Leer Más >

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad