El marketing debe comenzar con objetivos empresariales y no con tácticas

objetivos empresariales

El marketing debe comenzar con objetivos empresariales y no con tácticas

Vamos a plantear una premisa que quizás ya debimos hacer hace tiempo. O más bien deberíamos decir que vamos a replantear los objetivos empresariales de marketing para poder alcanzar los mejores resultados. Y es que, solo por si se te ha olvidado, el marketing y cualquier estrategia que plantees al respecto, debe comenzar con objetivos y no con tácticas. Será así, mediante la definición adecuada, que la estrategia pueda llegar a conseguirse. ¡Vamos a verlo!

Empecemos por el principio: los objetivos.

Nos referimos como objetivo empresarial u objetivo de empresa, a aquel resultado que perseguimos como compañía y sobre el que realizamos gran parte de nuestros esfuerzos. Se trata de un objetivo estratégico, que habitualmente va orientado a mejorar eficiencia y eficacia. El objetivo empresarial es la meta de negocio marcada a la que se llegará a través de la implementación de estrategias y acciones en un periodo delimitado de tiempo.

Siempre debemos definir objetivos SMART. Estas siglas significan: Specific (específico y determinado), Measurable (con resultados medibles), Attainable (alcanzable y realista), Relevant (relevante) y Timely (con la posibilidad de definir plazos).

Existen objetivos a corto, medio o largo plazo. Más complicados o más sencillos. Pero siempre deben cumplir el acrónimo SMART para que sean eficaces y adecuados.

Pueden definirse objetivos muy distintos según los parámetros que utilicemos para su clasificación. De crecimiento y desarrollo de la empresa, objetivos enfocados en la responsabilidad social corporativa, de estándares de calidad, objetivos sociales, etcétera.

Antes de marcar los objetivos a cumplir por la empresa, lo ideal es realizar un análisis DAFO. Mediante este, podremos ver en un cuadrante nuestras debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades. Visualizando de forma clara nuestros puntos débiles y puntos fuertes nos será más fácil tomar decisiones.

 

Objetivos de marketing VS tácticas VS estrategias

A estas alturas todos coincidimos ya en que para llegar a buen puerto se ha de comenzar por establecer los objetivos de marketing adecuados. Y para ello, nada como tener claras una serie de premisas. Justo las que aquí te vamos a contar.

El enfoque de la empresa no debe ser tratar a todos los clientes por igual sino valerse de los datos disponibles para personalizar la experiencia de cada cliente. Atrás quedan ya los días en los que se mandaba exactamente el mismo mensaje a todos los clientes habidos y por haber. Claro está, que para usar bien las posibilidades que nos ofrecen los datos hay que evaluar e implementar constantemente nuevas herramientas y tecnologías para ayudar a completar las tareas.

En nuestro post «Automatización del marketing, fundamental en Inbound» podrás encontrar la definición del marketing automation, cuáles son las ventajas de su aplicación en la empresa y herramientas recomendadas para ello. Personalizar la experiencia del usuario y convertirlo en un lead pasa por aplicar la metodología Inbound Marketing la cual consiste en atraer y enamorar al consumidor, al contrario que en el caso del outbound marketing, en el que la comunicación es unidireccional y se «persigue» al potencial cliente en vez de atraerlo con contenidos de valor.

Un objetivo es una meta específica que una empresa pretende alcanzar dentro de un marco de tiempo delimitado. ¿Por qué ahora la definición de los objetivos? Pues porque comenzar por tener unos objetivos claros antes de tomar otras decisiones es clave. El problema viene cuando las estrategias y las tácticas se definen como objetivos.

  • Por ejemplo, un objetivo bien definido podría ser «lograr un mejor alcance con el correo electrónico».
Pero en realidad, esta es una estrategia.
  • De manera similar, «conseguir un flujo de retorno de los carros de compra abandonados» podría definirse como un objetivo, pero en realidad es una táctica.

Dale la vuelta a tus objetivos empresariales

“Aumentar las ventas online en un 20% este año”, ese sí es un objetivo bien planteado.

Regresemos al pasado y veamos qué nos decían en la universidad acerca de los objetivos empresariales. Seguro que ahora te vienen a la mente estas preguntas formuladas en el orden que les toca: ¿Qué quiero lograr? ¿Cómo voy a llegar allí? ¿Cuáles son las tácticas y la tecnología que me ayudarán a hacerlo? Ni que decir tiene que los objetivos empresariales deben ser inteligentes o SMART (término que ya conoces de sobra), realistas, medibles, específicos y alcanzables, como hemos visto antes.

Volvamos ahora al presente, en concreto al tema de los datos. ¿Cómo nos pueden ayudar a establecer las metas en nuestra empresa? El Big Data nos da la opción de llegar a cuantos más clientes mejor y a la vez de hacerlo de forma precisa y personalizada. Podemos, por lo tanto, tomar mejores decisiones sobre dicha personalización dentro de un contexto dado, lo que constituye toda una experiencia mejorada para el consumidor final.

De poco va a valer tener una gran cantidad datos e información de estos o aquellos clientes sino tenemos claro para qué los necesitamos o cómo aprovecharlos. La clave, una vez más, está en marcar un objetivo específico, concreto, realista y todas las demás características que ya hemos mencionado y en hacerlo para ver qué lograremos con toda esa información.

Las mejores tácticas que producen resultados de éxito solo pueden ser determinadas por objetivos concretos medibles. La tecnología solo tiene cabida si se aplica de la manera más óptima posible para que pueda ayudarnos a lograr las metas de la marca; recuerda, por último, que los datos sirven para modificar las direcciones estratégicas.

 

Conclusión & Despedida

La correcta definición de objetivos es una gran ventaja competitiva para la empresa y supone la base para lograr realmente los resultados que queremos. Una vez que esta parte está clara, podemos pasar a diseñar e implementar planes estratégicos. Por último, realizaremos un análisis periódico de la evolución y la consecución de objetivos y a través de diagramas de flujo y análisis de resultados podremos modificarlos, actualizarlos o marcar nuevas metas para la empresa.

¿Quieres saber más acerca de los objetivos empresariales, las tácticas y las estrategias adecuadas para hacer crecer tus proyectos? Ponte en contacto con nosotros, en Somos Peces Voladores estaremos encantados de escucharte y preparar una propuesta totalmente personalizada para tu caso concreto. ¡Estamos a tu disposición!

**Para recibir más contenidos como este directamente en tu bandeja de entrada y sólo una vez al mes, puedes suscribirte a nuestra newsletter. No te mandaremos publicidad ni compartiremos tus datos con terceros. ¡Sólo contenidos de marketing digital para que sigas aprendiendo y poniendo en marcha nuevas estrategias y mejorando tus resultados! El marketing digital avanza a pasos agigantados y estar al día puede convertirse en una odisea, ¡no te pierdas nada! Además te avisaremos cuando publiquemos ebooks, vídeos, tutoriales…**

¡Comparte este post en tus redes favoritas!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Posts relacionados

La digitalización en las empresas marketing digital

La digitalización en las empresas

La digitalización en las empresas es más importante cada día. Según el informe “La sociedad postpandemia: La tecnología como vector de cambio” creado por The

Leer Más >

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad